Archive

Posts Tagged ‘Egipto’

Hallan la primera momia romana en un oasis egipcio

20 abril 2010 Deja un comentario

Un equipo de arqueólogos egipcios ha hallado el primer sarcófago de yeso esculpido de estilo romano en el oasis de Bahariya, según hizo público el lunes el Departamento de Antigüedades de Egipto. El descubrimiento muestra a una mujer de ojos anchos vestida con una larga túnica tradicional, en un nuevo recinto de tumbas en un oasis de un desierto a 300 kilómetros de El Cairo (antigua Heliópolis).

El yacimiento forma parte de un cementerio que se remonta al periodo grecorromano y que contiene 14 tumbas. “Es un descubrimiento único”, ha comentado Afifi, director de la excavación, tras confirmar que los primeros exámenes indican que una momia se encuentra en el interior del sarcófago.

Los arqueólogos creen que puede tratarse de una noble

El sarcófago, que mide  un metro de largo, muestra a una mujer con una túnica larga, pañuelo, brazalete y zapatos, así como con un collar con cuentas y piedras de colores en los ojos.

El estilo de entierro indica, según Affi, que el féretro pertenece al largo periodo de dominio romano de Egipto, que comenzó el año 31 antes de nuestra era.

El director de la excavación explicó que aún no saben quién fue la mujer, pero según las evidencias halladas junto al sarcófago, ha llegado a la conclusión de que probablemente pertenece a una a una integrante rica e influyente de la sociedad.

Se han descubiertas momias de estatura diminuta en otras partes de Egipto, donde estas momias parecían gran importancia en religiones locales. Los arqueólogos también encontraron un bajo relieve de oro mostrando a los cuatro hijos del Dios egipcio Horus, otras máscaras de yeso de caras de mujeres, varios utensilios de arcilla y de cristal y algunas monedas de metal.

El Oasis Bahariya, al suroeste de El Cairo, está próximo al yacimiento de las momias doradas.

Las momias doradas fueron descubiertas en el año 2001



Nefertiti no fue la madre de Tutankamon

19 febrero 2010 2 comentarios

Zahi Hawas revela las identidades de las tres momias encontradas por un equipo de arqueólogos británico en 2003 que aseguraba que una de ellas pertecería a Nefertiti.

Los grandes medios recogen estos días las últimas novedades sobre el misterio del mimado ‘chico de oro’ de la egiptología: el faraón Tutankamon, un muchacho débil y enfermo, probablemente como consecuencia de la ya enferma endogamia familiar (Ajenaton podría padecer, según algunos estudiosos, el síndrome de marfan). Según ha afirmado Zahi Hawas, el paludismo pudo ser uno de los elementos influyentes en la muerte del joven faraón,  causada, al parecer, por malaria.

Momias halladas en la KV35

Más allá del enigma de su fallecimiento, los estudios de ADN realizados han arrojado cierta luz al árbol genealógico de Tut. Con su sombrero de Indiana Jones, el Dr. Hawas desveló -por segunda vez, pues el día anterior había hecho público un artículo sobre el tema en Journal of  the American Medical Association (JAMA)- las identidades de las momias encontradas en 2003 por un equipo británico encabezado por la egiptóloga Joanne Fletcher en la tumba King Valley 35 (KV35). Sin mencionar el nombre de la mujer que ha querido robarle ese hallazgo al omnipresente Hawas, éste ha confirmado que la momia KV35EL  pertenece a la reina Tiye, esposa de Amenofis III y abuela de Tut. El jefe de la arqueología egipcia también ha aseverado que los padres de Tutankamon se corresponden con las otras dos momias: la KV55, identificada como Akhenaton-Amenofis IV, y la KV35YL, que se ha identificado como madre de Tut y hermana del faraón Akhenaton.

Con estos resultados, Hawas ha conseguido dar una respuesta mediática a Fletcher, quien en 2003 aseguraba que su descubrimiento era el de la momia de la bella Nefertiti (‘nefer’: bueno, hermoso). Ya en su momento el propio Hawas salió a la palestra pública para denostar a su colega.

Pero no es todo oro lo que reluce… La KV55 podría ser Akhenaton o el misterioso -esta etapa de la historia egipcia es bastante oscura en cuanto a sus protagonistas- Smenkara, faraón que sucedería al conocido como ‘Faraón Hereje’ por introducir el monoteísmo en la politeísta Kemit (Egipto) y predecesor de Tutankamon, y que casualmente también era miembro de la familia. Algunos egiptólogos creen que se trataría de la propia Nefertiti, quien a la muerte de su esposo mantuvo el trono hasta el ascenso de Tut. Sin embargo, esta teoría se dejaría de lado si se demostrase que KV55 fue un varón.

Por otra parte, hay quien sigue opinando que la relación entre KV55 y KV35YL sería paterno-filial. Esto implicaría que Tutankamon sería hijo de Akhenaton y de una de sus hijas, con las que se sabe, se casó (¿acaso Meritaton?).

Respuestas, pues, con muchos interrogantes abiertos. Eso sí, Fletcher ha visto como el mediático Hawas ha estampado en los medios que ninguna de las momias le corresponde a Nefertiti. Y nuevamente, ningún descubrimiento que nos lleve a conocer más la importante etapa amarniense. Al menos Hawas tiene otra oportunidad para ofrecer al mundo entero su imagen descubriendo la momia de Nefertiti, completando así el trío de grandes reinas que constituye uno de sus sueños como egiptólogo: Hatshepsut (2007), Nefertiti y Cleopatra, en breve.

Leer más…

Tutmosis III y Hatshepsut

22 enero 2010 4 comentarios

El pasado 9 de enero, el programa de TVE  Informe Semanal emitió un interesante reportaje sobre uno de los nombres propios de la historia del Antiguo Egipto: Tutmosis III. Apodado el Napoleón del desierto -sobrenombre merecido a múltiples niveles-, Tutmosis III reinó como faraón de Kemit (Tierra Negra), en el siglo XV a.C.

Estatua del faraón Hatshepsut

Estatua del faraón Hatshepsut

Gran guerrero, y hábil político, Tutmosis III fue nombrado faraón a la muerte de su padre, el faraón Tutmosis II, a pesar de no ser hijo de la Gran Esposa Real sino de una concubina, que en las inscripciones jeroglíficas figura como Isis. Mas, dada su corta edad, el gobierno del rico y próspero Egipto recayó en la Gran Esposa Real, Hatshepsut, quien tomó las vestimentas y el nombre de faraón. Esta mujer-faraón Hatshepsut gozó de uno de los reinados más prósperos de toda la historia egipcia, gracias, en parte, al apoyo recibido por Hapuseneb y, sobre todo, por Senenmut, constructor del magnífico Deir el-Bahari.

Cuando consiguió derrocar a su madrasta, Tutmosis se convirtió en un conquistador. También borró algunas de las imágenes de su antecesora. Nada de esto queda recogido en el reportaje sobre la excavación que la sevillana Myriam Seco está promocionando en España, con la inestimable y omnipresente ayuda del Dr. Hawas.

“Hace tres mil quinientos años, en la antigua Tebas, el más grande faraón de  forjó el Imperio del Nilo. Defendió a su país de sirios y cananeos, y conquistó territorios desde Libia hasta Sudán. Fue un genio militar, hijo de un faraón y una concubina que revolucionó el arte de la guerra. Creó una red de espías para dominar a sus enemigos y cobró impuestos a los pueblos conquistados.”

A %d blogueros les gusta esto: